1. Si te atacan, toma la mano del agresor y flexiona sus dedos hacia los lados provocándole fuerte dolor, así escaparás de su agarre.
  2. Si tu atacante trata de tomarte del cuello, con el dedo índice de tu mano pica su garganta a la vez que lo presionas para caminar hacia atrás.
  3. Toma del cabello a tu agresor y jala hacia abajo, mientras levantas la rodilla y le propinas el golpe en la cara.
  4. Introduce los dedos en forma de gancho en las axilas del agresor y presiona fuerte, con lo cual sentirá gran dolor.
  5. Un repentino pisotón provoca fuerte dolor en el atacante y te permite liberarte de su agarre.
  6. Si te toman por la espalda, además de un pisotón puedes dar un codazo con toda tu fuerza o incluso morderle el brazo, para liberarte.
  7. Un movimiento del que puedes sacar ventaja es una patada en los genitales del atacante.
Fuente: salud180.com